3.9.07

¿Sola?

soledad

Hoy mientras miraba algunos blogs, me encontré con el de una mujer muy bella y sensible, diga éstas 2 cosas porque pude ver sus fotos y leer su último post, está lleno de melancolía, pero también desde mi perspectiva vouyerista, es excitante, su tristeza no le impide dejar una zapatilla al inicio de la escalera y la otra algunos escalones más arriba, me excita el imaginar cómo se va despojando de cada prenda, como al llegar a su recamara se despoja de la blusa, no dice más, pero de seguro queda sólo en ropa interior o quizás en su pequeña tanga, me gusta imaginar que andará así por su casa, descalza y sólo con la tanga que impide que su humedad reprimida fluya.

Se acostara con esa mirada triste y cerrara los ojos para no llorar y se quedara dormida sollozando, quizás lo que haga sea recordar momentos de pasión, cerrara sus ojos y las imágenes de ella amando a su pareja se vendrán en torrente así como su sexo se inundara por sus jugos, separara las piernas imaginado que él entra en ella, sus dedos simularan el falo de su pareja, primero de forma tierna frotando su clítoris, despacio con ternura, pero ella misma buscara más contacto empujando su sexo contra es él imaginario, se despojara de su tanga y hundirá sus dedos en su sexo, lo imagina penetrándola de forma vigoroso, haciéndola gemir, morderse los labios e imaginar su rostro frente a ella, no soportara más y se desbordara, el torrente no lo podrán contener sus dedos y saldrá de ella, llevándola a la inconsciencia por unos momentos, así quedara todo, mojando para poder oler y recordar ese encuentro de dos donde sólo estuvo ella, después se hará acomodara y tendrá una sonrisa menos triste.

Así lo escribo porque así lo hace mi esposa cuando no estoy, me gusta mucho escucharla decir lo que hizo, como lo hizo, donde y que fantaseaba, espero que esta bella mujer haga lo mismo y que no esté triste y en caso de estarla será bien recibida en nuestra casa en esas noche de soledad. 

4 comentarios:

-SaRiTa- dijo...

sola y a la vez acompañada...

acompañada por unos dedos que sueña son los de su amado
acompañada de unos gemidos que, espantados, chocan contra las paredes de una habitación vacía, de una sala donde no hay almas, de un colchón donde no hay calor...
e imagina que él entra, se acuesta a su lado, la acoge entre sus brazos y la clava su sexo una y otra vez, pero la ama... sueña con ese amor y ese deseo...

qué bello...

un saludo ^^

Óscar dijo...

Ella no está sola. Nunca está sola porque se tiene a ella misma, tiene sus dedos amantes de sí misma; enamorados de sus piernas, de la planicie inmesan de su vientre, de la suavidad de sus muslos, de ese valle en el que se enclava su gruta del deseo, cerca de ese delicioso orificio de su ano, que se distiende con cada caricia del dedo húmedo de su propia saliva, de su propia savia que emana del sexo, pero que busca empalarla por atrás, esa caricia íntima de ella misma para ella misma.

No está sola si se tiene a la mano brindándose tanto placer.


Qué alegría verlos de nuevo por aquí.

Saludos amigos erotómanos.

-SaRiTa- dijo...

muchas gracias por vuestro paso por mi blog!! tenéis las puertas abiertas de par en par a mi dulce guarida, a las antiguas, y más recientes entradas. espero que con ellas os pueda transmitir sensualidad, ternura, sensibilidad y muuucho amor :P

besitos dulces ;)

Chimi dijo...

La soledad es necesaria algunas veces, es necesario estar solo para conocer tu cuerpo y aprender de el, pero lo bonito es que luego venga alguien a quien querer.