9.4.07

No me gusta

Otra vez anoche dijiste “No me gusta”
Cuando llevaba tu cabeza a mi sexo, mi pene pedía algo más que tus manos, quería tu boca, tu lengua, tus dientes, como siempre tuve que empujar suave pero firme, mientas tu lengua bajaba por mi pecho, mi vientre, al llegar a mi pene que reposaba en mi estomago, levantaste la cabeza, lo tomaste por la base y lo pusiste firme ante ti, me miraste y volviste a decir “No me gusta” me quede callado mirando tus ojos, tu cuerpo desnudo a un costado mio, entonces abriste tu boca y te agachaste.

Me hiciste cerrar los ojos de deseo.








Cuando pensé que la devorarías por completo cerraste tus labios y empezaste a dar pequeños besos en la punta, toda la cabeza de mi pene se lleno de aquellos pequeños besos cariñosos, así seguiste beso tras beso llenándolo todo, luego fue el tronco quien recibió tus pequeños besos, después volviste a la punta y abriste un poco tu boca y succionaste el líquido cristalino que ya brotaba.


No me gusta, volviste a decir, y continuaste dejándome sentir un poco de tu lengua en cada nuevo beso, la punta de tu lengua juguetona se deslizaba en ese pequeño espacio que dejaban tus labios.



Cuando llegaste a la base del tronco, sentí como movías tu cuerpo, no quise abrir lo ojos, pero cuando sentí tu boca abierta por completo devorando mis testículos, no pude evitar el abrirlos y cuando lo hice tuve la imagen y sensación mas erótica de anoche, mi esposa devorando golosamente mis testículos, sentí tus labios, tu lengua, tus dientes, mi agitación se hacía cada vez mas intensa, así como la succión que hacia tu boca, estaba al borde de explotar cuando te separaste un poco.



Escupiste en tu mano y comenzaste a frotar la punta de mi pene, mientras lamias mi tronco como si fuera una paleta, me veías de vez en vez y te excitaba el ver como me tenías, dominado completamente por tu boca, tu lengua, tus manos, no resistí mucho tiempo aquella visión, aquella sensación, me desborde entre tus dedos, tu seguiste lamiendo mi tronco y frotando mi punta llena de semen, tus dedos la cabeza de mi pene todo lleno por mi líquido blancoso y tibio, cuando empezó a resbalar algo por el tronco, quitaste tu lengua y me empezaste a masturbar, apretabas con fuerza mi pene buscando dejarlo seco por completo, no querías que quedara algo dentro de él, cuando viste que ya no salia más, me sonreíste mientras acomodabas un poco tu cabello, no pude evitar decirte límpiame con tu lengua, pero tuve que escuchar una vez más "No me gusta"

7 comentarios:

mireias32 dijo...

Esto... Más que limpiar lo interesante es compartirlo, dejarlo pasar del calor de una húmeda lengua a la boca ardiente que lo espera:))

Saludos y besos de lunes**

Lady Bourbon

nosgustaelagua dijo...

Pues si llega a gustarla...

A propósito, a nosotros si nos ha gustado...

Besos desde el agua

Lokita dijo...

Pues menos mal que no le gustaba, nadie lo diria por las imagenes...
Besos

electrah dijo...

fuuuu....que no le siga gustando!
hot hot,que mis pulsaciones se me han subido
y las fotos...impecbles
me encanta verlos.
divino.

Mazarine dijo...

Gracias por tu visita buscador.
También yo vendré por aquí. Me encantan tanto los textos como las fotos... y qué decirte de tu país, es tan bonito como extenso.
Saludos.

Anónimo dijo...

waooo eso me exito q rico


gracias

Sex Shop dijo...

Muy buenoooooo!!!!!!!